INSTALACIÓN, USO Y MANTENIMIENTO

Instalar y cuidar de tu ECOFILTRO es muy fácil. Aquí te explicamos cómo.

No olvides lavar tus manos antes de manipular las piezas del ECOFILTRO, especialmente para la unidad filtrante.

 

1. Sin sacar de la bolsa negra, toma la unidad filtrante y colócala sobre una superficie plana. Verifica que todas las demás piezas del ECOFILTRO (tapa, recipiente y llave) estén completas y en buen estado.

2. Lava las piezas externas del ECOFILTRO (tapa, recipiente y llave) con jabón para trastes y esponja. Enjuaga perfectamente para eliminar cualquier rastro de jabón y deja secar boca abajo, sobre una superficie limpia hasta que seque por sí solo.

NOTA: Adicional, y si quieres tener una mejor limpieza, después de lavar con agua y jabón, puedes desinfectar el recipiente, llave y tapa con agua clorada, utilizando 20 gotas de cloro por 1 litro de agua.

3. Coloca la llave acero o plástico, previamente lavada, en el orificio ubicado al fondo del recipiente y sigue los siguientes pasos según sea el caso:

Llave de plástico
Con las manos limpias, coloca alrededor de la espiga uno de los empaques e introdúcela en el orificio externo del recipiente. Ya instalada, coloca por dentro el segundo empaque y la tuerca. Asegúrate de apretar muy bien. Puedes apoyarte con unas pinzas que tomen la tuerca por dentro y por fuera girar con la mano.

Llave de acero
Con las manos limpias, coloca alrededor de la espiga una rondana y después uno de los empaques e introdúcela en el orificio externo del recipiente. Ya instalada, coloca por dentro el segundo empaque, después la rondana y al final la tuerca. Asegúrate de apretar muy bien. Puedes apoyarte con unas pinzas que tomen la tuerca por dentro y por fuera girar con la mano.

4. Con las manos recién lavadas, retira la bolsa negra de la unidad filtrante tomándola únicamente de la orilla y verifica que no tenga alguna fractura que provoque su mal funcionamiento. 

5. Enjuaga la unidad filtrante utilizando agua purificada e introduce la unidad filtrante al recipiente limpio y seco.

6. Llena la unidad filtrante hasta el borde con agua del sistema de abastecimiento público ("agua de la llave"), tapa el recipiente y ¡listo! En caso de que el agua que ingreses al Ecofiltro no sea totalmente clara, déjala reposar por unos minutos en otro recipiente y después llena la unidad filtrante.


NOTA:
Durante los primeros 10 ciclos de purificación, el agua puede tener un ligero sabor a barro que se eliminará completamente con el uso. En caso de que el sabor no sea de tu agrado, te recomendamos darle un segundo uso en tu hogar.

 

1. Para tener agua purificada todos los días, llena constantemente la unidad filtrante con agua del sistema de abastecimiento público (agua de la llave).

2. Tapa el recipiente y disfruta de agua purificada ¡siempre!

NOTA:
Recuerda mantener tapado tu ECOFILTRO para evitar contaminación.

Lleva a cabo los siguientes pasos cada 6 meses como mantenimiento:

 

1. Retira la unidad filtrante de tu recipiente y coloca boca abajo, sobre una tela limpia. 

 

2. Utilizando únicamente agua purificada del ECOFILTRO, remoja un cepillo nuevo de cerdas suaves y frota la unidad filtrante; primero por fuera y después por dentro suavemente.

 

3. Lava la tapa, recipiente y llave con jabón para trastes  y una esponja. Enjuaga perfectamente para eliminar cualquier rastro de jabón y dejar secar boca abajo, sobre una superficie limpia hasta que seque por sí solo.

4. Con las manos recién lavadas, toma la unidad filtrante de las orillas e introdúcela en el recipiente limpio y seco. 

5. Rellena la unidad filtrante con agua del sistema de abastecimiento público (“agua de la llave”), tapa el recipiente y ¡listo!

 

NOTA:
Recuerda cada 6 meses repetir este proceso para darle el mantenimiento adecuado a tu ECOFILTRO.